La historia de El Trinche me hace pensar en lo que pasamos por las redes

Seguramente en el próximo taller (ojalá y pronto) en que quiera hacer un punto sobre la diferencia de difundir y comunicar, e incluso del rol que tienen las redes sociales, tal vez use esta genial historia de El Trinche.

La verdad que no tenía ni idea de quién era, ni ahora tampoco es que me vaya a poner a buscar como loco. Pero hay mucho de lírica en todo ello, en contraposición a la épica que tanto enrruida las redes sociales. El haber pasado hoy por ahí a releer la historia me ha hecho revivirlo de alguna forma, pensarlo y pensar en lo bello que es el no poder tener ningún registro de las hazañas que se cuentan.

Tal vez las organizaciones sociales se emperran demasiado en contarlo todo con palabras en lugares ubicuos, y tal vez podría invertirse más tiempo en cuidar que a la larga, exista una lírica como la de El Trinche cuando hablen de tí, o de tu trabajo, o de tus proyectos.

¿Acaso no son las fiestas de las que no tenemos fotos las que recordamos con mayor intensidad?

Suscribirte
Notificación de
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

+ SIGUE NAVEGANDO

Hacia un paradigma revolucionario: Compartir

Se ha iniciado un cambio en el mundo artístico y cultural que está llamado a revolucionar la forma en que hemos entendido la difusión y comercialización de productos culturales hasta hoy, ya que las nuevas tecnologías nos han configurado como sociedades colectivas y solo es entendible su uso como productoras de tal colectividad. Tal panorama nos lleva a afirmar que asistimos al inicio de un cambio…

CSS Reference – A free visual guide to CSS

https://cssreference.io/…

Cómo hacer que sólo el admin de un WordPress pueda entrar al administrador

Trabajando con Buddypress una cosa MUY importante es que puedas controlar quién entra al wp-admin. Lo que en un principio puede parecer fácil, luego se te complica de inicio, para al final darte cuenta que existía un plugin... como para casi todo: alguien pasó por ese problema antes que tú y lo solucionó. ¡Larga vida al software libre y el conocimiento abierto! Aquí las soluciones que yo encontré…