El manifiesto del hacker


Fuente: https://sindominio.net/biblioweb/telematica/mentor.html

Hoy han cogido a otro, aparece en todos los periódicos. «Joven arrestado por delito informático», «hacker arrestado por irrumpir en un sistema bancario». «Malditos críos. Son todos iguales».

¿Pero pueden, con su psicología barata y su cerebro de los años cincuenta, siquiera echar un vistazo a lo que hay detrás de los ojos de un hacker? ¿Se han parado alguna vez a pensar qué es lo que les hace comportarse así, qué les ha convertido en lo que son?

Yo soy un hacker, entre en mi mundo. Mi mundo comienza en el colegio. Soy más listo que el resto de mis compañeros, lo que enseñan me parece muy aburrido. «Malditos profesores. Son todos iguales». Puedo estar en el colegio o un instituto. Les he oído explicar cientos de veces cómo se reducen las fracciones. Todo eso ya lo entiendo. «No, Sr. Smith, no he escrito mi trabajo. Lo tengo guardado en la cabeza». «Malditos críos. Seguro que lo ha copiado. Son todos iguales».

Hoy he descubierto algo. Un ordenador. Un momento, esto mola. Hace lo que quiero que haga. Si comete errores, es porque yo le he dicho que lo haga. No porque yo no le guste, me tenga miedo, piense que soy un listillo o no le guste ni enseñar ni estar aquí. Malditos críos. A todo lo que se dedican es a jugar. Son todos iguales. Entonces ocurre algo… se abre una puerta a un nuevo mundo… todo a través de la línea telefónica, como la heroína a través de las venas, se emana un pulso electrónico, buscaba un refugio ante las incompetencias de todos los días… y me encuentro con un teclado. «Es esto… aquí pertenezco… «. Conozco a todo mundo… aunque nunca me haya cruzado con ellos, les dirigiese la palabra o escuchase su voz… los conozco a todos… malditos críos.

Ya está enganchado otra vez al teléfono. Son todos iguales… puedes apostar lo quieras a que son todos iguales… les das la mano y se toman el brazo… y se quejan de que se lo damos todo tan masticado que cuando lo reciben ya ni siquiera tiene sabor. O nos gobiernan los sádicos o nos ignoran los apáticos. Aquellos que tienen algo que enseñar buscan desesperadamente alumnos que quieran aprender, pero es como encontrar una aguja en un pajar.

Este mundo es nuestro… el mundo de los electrones y los interruptores, la belleza del baudio. Utilizamos un servicio ya existente, sin pagar por eso que podrían haber sido más barato si no fuese por esos especuladores. Y nos llamáis delincuentes. Exploramos… y nos llamáis delincuentes. Buscamos ampliar nuestros conocimientos… y nos llamáis delincuentes. No diferenciamos el color de la piel, ni la nacionalidad, ni la religión… y vosotros nos llamáis delincuentes. Construís bombas atómicas, hacéis la guerra, asesináis, estafáis al país y nos mentís tratando de hacernos creer que sois buenos, y aún nos tratáis de delincuentes.

Sí, soy un delincuente. Mi delito es la curiosidad. Mi delito es juzgar a la gente por lo que dice y por lo que piensa, no por lo que parece. Mi delito es ser más inteligente que vosotros, algo que nunca me perdonaréis. Soy un hacker, y éste es mi manifiesto. Podéis eliminar a algunos de nosotros, pero no a todos…  después de todo, somos todos iguales.

Este es el último artículo de El Mentor.

Suscribirte
Notificación de
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

+ SIGUE NAVEGANDO

Comunicación en red y herramientas TIC en el #GCultural16

El sentido de un congreso es poder encontrar nuevas ideas, perspectivas y personas que nos motivan a continuar haciendo lo que ya hacíamos o a abrir nuevos caminos en el trabajo que venimos haciendo. Todo eso pero además, y más importante, lanzarnos a compartir lo que sabemos. Así, el Congreso de Gestión Cultural Online (del que Comunicación Abierta está participando), abre no sólo sus puertas sin…

Construyendo Comunidades del Común en Grecia

A propósito de Redes Libres Comunitarias (proyecto que estaré investigando en el #LABiCBR), uno de los temas que más vengo trabajando últimamente, he encontrado (gracias a la siempre atenta Carmen Lozano desde Goteo), una iniciativa genial desde Sarantaporo, Grecia. La idea, sencilla como poderosa: poder construir redes comunitarias para la conexión entre comunidades de Grecia. La explicación que…

Comentar este artículo dice mucho de ti

El momento de cambio se ve reflejado en grandes titulares que inundan la prensa convencional. Existen parámetros sociales e incluso económicos que nos podrían ayudar a reafirmar este hecho, pero hay un aspecto, aún no tenido en cuenta por los medios masivos, que nos obligan a replantearnos la pregunta. Este hecho es el grado de participación ciudadana en la creación de información y resignificació…