Cómo hacer una web para mi organización: económica, sostenible y orgánica

Decidir cómo hacer la página web de nuestra organización es, como en cualquier aspecto de la vida, una preocupación porque nos falta el conocimiento para poder hacerlo de la forma más inteligente posible. Aquí dejo una serie de recomendaciones sobre por qué es mejor hacerlo con software libre y, mejor aún, con un equipo humano con el que hablar de tú a tú.



Entre las preocupaciones que le surgen a personas u organizaciones a la hora de hacer su página web son: cómo gastar lo menos posible, tener todo de forma ordenada, que se vea genial y que tenga todas las características que he visto en otras webs que me gustan. Además de resolver preguntas como: ¿qué es un dominio? ¿cómo se compra un hospedaje? ¿qué diferencia hay entre ambos? ¿se paga sólo una vez por el diseño de la web o tengo que refinanciarlo cada año?
Si bien aquí no voy a hablar exclusivamente de la parte económica (aunque también) quiero profundizar sobre los aspectos que crearán la diferencia al hacer tu página web.

Vamos por puntos:

Tu web es tu hogar, trátala como tal

Porque no entregas las llaves de tu casa a cualquier, lo mismo debería ser con tu página web. Es muy común que el dominio nos lo haya comprado nuestra sobrina que sabe de eso de Internet y el servidor nos lo configurase el de sistemas de la empresa de un amigo… Es muy importante que sepamos dónde está cada uno de los elementos: dominio, servidor (hospedaje donde residirá nuestra información), y software con el que realizamos la web. Con estas tres cosas podremos tomar decisiones más precisas a corto, medio y largo plazo.

Tu tiempo es lo más valioso, piensa cómo invertirlo bien

Existen plataformas como Wix o Squarespace que nos ofrecen todo lo mencionado anteriormente a un costo relativamente accesible. Pero va con trampa.
Si bien podemos contar con una página web de forma rápida y sencilla realmente estamos malgastando un tiempo que a futuro seguramente tengamos que recuperar. ¿Por qué? En plataformas como estas la información no te pertenece: pagas por que se muestre online, y por tanto, dependes de sus condiciones y políticas para que tu web esté online. Además, la forma en que subimos la información aquí no es compatible con ningún otro sistema, es decir, nos hemos casado para siempre.
Por otro lado, hacer tu página web con software libre implica que podrás tener a tu alcance la información siempre que quieras, y además, si cambias de opinión sobre la plataforma a usar, siempre podrás llevártela a otro sitio.

Paga por el conocimiento de saber usarlo, no por el producto: eso ya es tuyo

Cuando hacemos una página web con WordPress o Drupal (softwares libres) en realidad estamos invirtiendo tanto nuestro tiempo como nuestro dinero en aprender a mostrar nuestra información. El software en sí es libre, lo que quiere decir que tienes la posibilidad de usarlo, modificarlo para tus fines, y obtener todas las mejoras que la comunidad de desarrolladores vaya haciendo en el tiempo.
Si hacemos nuestra web con una plataforma privada, dependemos totalmente de la forma en que las personas detrás decidan como mejor forma de gestionarla, y por tanto, mirarán por su beneficio (eso no lo dudes).
Con software libre si existe alguna funcionalidad que necesitas cambiar, adelante, puedes hacerlo.

Posee la información, desde el inicio hasta el final

¿Te imaginas trabajar durante meses en tu página web y que de repente te veas en la necesidad de cambiar de estructura y tengas que empezar de cero porque no puedes contar con tu información?
Pues eso, lamentablemente, pasa más de lo que imaginamos. Y si, bueno, claro que puedes hacer un copiar/pegar de cualquier web pero de lo que hablamos aquí es de poder migrar la información en formatos que nos permita actualizarla y modificarla sin tener que pagar de nuevo, o sobre todo, tener que volver a recrear toda una página.
Empezar tu página con software libre y con personas dedicadas detrás que te dan respaldo de tu trabajo implica una inversión segura para optimizar los gastos de nuestra organización.

Crece junto a personas como tú, no con empresas sin cariño

Y es que, cuando hacemos nuestra web con organizaciones sociales y de economía social y solidaria que son especialistas en la materia, no sólo estamos mejorando nuestra organización, también estamos haciendo sostenibles a muchos otros como nosotros. Porque al final del día, es muy valioso poder tener una persona con quién discutir y ver la mejor forma de hacer crecer nuestra organización desde lo digital, y no simplemente una persona anónima que está contratada para convencerte que sigas usando su servicio.

Foto de José Alejandro Cuffia en Unsplash

Seguramente existen más puntos que hacen interesante el plantearse, de una vez por todas, que nuestra vida digital necesita pasar de la preocupación teórica a la acción directa. No es sólo una cuestión de forma que nuestra web funcione como debe, también hay mucho de proceso social detrás que es necesario que empecemos a entender.

Para finalizar quiero retomar los tres puntos del titulo de la entrada:

ECONOMÍA: la importancia de optimizar los recursos

Invertir en la parte digital de tu organización con software libre y una organización social que se encargue de ello supone:

  • Reducción de costos a largo plazo.
  • Poseer la información.
  • La capacidad de cambiar de plataforma o incluso de equipo humano encargado
  • Aportar al desarrollo de otras organizaciones sociales como la tuya.

SOSTENIBLE: encajar mejor los cambios

Internet es un sistema en constante evolución, así como los flujos económicos. Cuando trabajamos con software libre estamos mucho más preparados a estar siempre actualizados a estos cambios a un costo muchísimo menor que con una empresa.

  • Si cambia Internet el software libre cambia con él, y no tenemos que volver a pagar.
  • Si nuestra organización crece, ya estamos preparados digitalmente para ello sin necesidad de volver a invertir: tanto el software como la información es nuestra, esa es la clave.
  • Si algo falla en el lado humano, hay muchas otras personas que nos podrán ayudar con nuestro problema. No dependemos exclusivamente de los deseos de una empresa.
  • Aprender a usarlo no es un gasto de tiempo, es una auténtica inversión a futuro.

ORGÁNICA: la mejor forma de crecer, es hacerlo en compañía

Porque no sólo se trata de mostrar información sino de hacer que nuestros sistemas digitales dialoguen con otros, y que de esa forma, nos retroalimentemos para crecer juntos y hacernos más fuertes. Esto es más posible tanto en cuanto trabajamos de forma libre y abierta. Cerrar nuestro código implica cerrarle la puerta a oportunidades de interacción y conocimiento. De la misma forma que licenciar nuestros contenidos libremente es en sí una estrategia de difusión, trabajar con colectivos y organizaciones sociales que se encargan de lo digital es abrirle la puerta a esas oportunidades.

  • Tenemos más posibilidad de generar alianzas, hacerlas visibles y crear en conjunto soluciones visibles en nuestras plataformas.
  • Crecer no supone mayor gasto, sino que hasta puede reducirlo.
  • Y lo más importante: hacer cosas con otras personas es sin duda mucho más divertido.

 

Si ahora te estás preguntando: vale, ¿y ahora dónde encuentro yo una asesoría de este calibre?
Pues te diría que tienes la herramienta del Mercado Social para encontrar organizaciones con estos principios éticos y de acción.

Y además, te presentaría la iniciativa de la que formo parte: Nodo Común.
Una asociación donde pensamos y hacemos desde estos principios y formas de hacer.
Donde nos aliamos con las personas que trabajamos para crear mucho más que una página web o un proceso comunicativo, sino un hogar desde dónde recibir a las personas que se interesan por lo que hacemos.

En definitiva, crear comunicación, estrategia y corazón.

Suscribirte
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments