Pillku | Antología de un proceso colaborativo

Pero ¡qué bonita que es la Pillku!



Editorial

No ha sido fácil elaborar esta antología de la Revista Pillku que hoy presentamos en forma de libro. El material creado a lo largo de estos años y números (22 en total hasta la fecha) es diverso y vasto. Reflejamos en estas 280 páginas lo mejor de lo que se ha publicado, y lo hemos dividido en diferentes temas: Cultura Libre, Comunes, Feminismos, Ciberespionaje, Software Libre, Hardware Libre y Educación, Ciencia y Políticas Públicas Libres. Haciendo la revisión de contenidos para esta antología, nos hemos reencontrado con una gran diversidad de opiniones, reflexiones y propuestas. La selección ha sido ardua, y no pudimos incluir, por falta de espacio, todo lo que queríamos. Sin embargo hemos seleccionado lo que pensamos refleja el espíritu de Pillku y los aportes fundamentales que esta revista ha realizado desde su número inicial hasta hoy.

Nos alegra que Pillku refleja alternativas para la construcción de sociedades más justas, más equitativas, más diversas e inclusivas, dónde se busca mejorar el entorno por medio del trabajo entre pares, el diálogo, la defensa de los bienes comunes y la transformación política desde las bases. Poniendo como uno de nuestros más preciados valores el compartir sin restricciones conocimientos y utopías. Construyendo desde nuestras diferencias un horizonte común.

Nos alegra especialmente porque dado el contexto actual, dónde las personas más poderosas del planeta realizan una ofensiva brutal contra la sociedad humana, que Pillku exista demuestra que aún es posible construir presente y futuro de un mundo donde quepan muchos mundos. Pillku fue y es un borrador permanente. Siempre lo dijimos. Es un derivado de ideas. Una remezcla de interpretaciones. Quizás esta antología sea a fuerza de su materialidad (un libro impreso para el que se han cortado árboles, para el que represas han dado energía para hacer funcionar las máquinas de la imprenta, para el que se ha usado equipos de cómputo que están hechos de restos fósiles, de materiales necesarios para que funcione un computador a fuerza de minería) un ensayo más complejo y quizás más arriesgado. Sin embargo, esta edición impresa de Pillku se propuso romper la jaula de internet.

Salir a la realidad material del universo, con todas las contradicciones que eso implica (que también están presentes en una web que utiliza mucha energía de forma constante y consume recursos del planeta) es una apuesta por llegar a otra gente. No a la que está conectada a Internet. Aunque también esta edición sea para esas personas. Pero dar en la mano en forma de libro un manojo de ideas de mucha gente distinta, que no es del mainstream (la corriente mayoritaria, lo masivo), sino del underground (lo que está abajo, en la tierra, en el suelo), que busca en lo micro las grandes transformaciones del mundo y de América Latina no es una hazaña menor. Y no con esto queremos decir que hacemos grandes hazañas. Sino que ni Editorial N Pillku Edición Especial Impresa Pillku | 14 más ni menos nos proponemos, con esfuerzo, pero también con alegría y rebeldía, compartir con esas personas a las que muchas veces no les llega internet.

Quizás te preguntes cuánto podemos llegar con una edición de 500 ejemplares. Y la respuesta en este caso sería sencilla: 500 familias, 500 casas, 500 encuentros. No sabemos cuantas personas. Sí que serán miles. Y en cada encuentro, en cada casa, esta revista se remezclará con las ideas de la gente. Y las ideas de la gente, en realidad es todo. O sea, sin nuestras ideas no somos nada. No queremos convencer a nadie de nada. Simplemente compartir. Y al compartir surgen nuevos pensamientos, modificaciones a las ideas que compartimos, puestas en práctica de una práctica distinta. Por eso no buscamos ser parte del mainstream. Porque nos gusta más el suelo, la tierra. Porque las semillas se ponen bajo la tierra. Las semillas son underground. Y cuando crecen, dan flores y frutos a su patio, a su barrio, a su comunidad. A veces esos frutos se comparten en otras latitudes. También de esas semillas, un día salen otras semillas que pueden viajar a lugares diferentes para ser sembradas ahí. ¿Entonces, qué se puede hacer con 500 semillas? Miles y miles y miles de árboles, plantas, frutos y flores por los siglos de los siglos. Así vemos Pillku.

Nuestras semillas son las ideas. Llevamos casi 8 años juntándonos entre pares, para proponer y gritarle al mundo nuestras ideas, nuestros sueños, nuestras dolencias. Para decir que podemos generar formas diferentes de relacionarnos, de poner en práctica alternativas, para construir nuestro barrio, nuestro país, nuestro continente y nuestro mundo. Muchas cosas han pasado en el camino. Lo que más duele siempre es la ausencia física de quiénes hoy ya no nos alumbran con su presencia. Compañeras y compañeros asesinados por defender la tierra, los ríos y la dignidad humana. En este número les recordamos, porque no debemos olvidarles. Elles son nuestra guía. Nuestras luces que brillan y brillan desde un horizonte cercano, lejano. Hoy no están a nuestro lado, pero están en cada momento acompañando nuestros caminares. Berta, Marielle, Bety, y tantas otras y otros. Esta edición es también un homenaje a su vida, a su entrega y a su amor por la tierra y la humanidad. Esperamos que esta edición sea siembra. Hasta una próxima.

Una prueba de edición en Github a través de WordPress Git Sync

Suscribirte
Notificación de
guest
1 Comment
lo más antiguo
lo más nuevo lo más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Daniel Cotillas Ruiz

Este Article fue mencionado en brid-gy.appspot.com